BLUZZ LIVE | PEDRO DALTON SOBRE ROCAMBOLE
16278
single,single-post,postid-16278,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,wpb-js-composer js-comp-ver-4.2.3,vc_responsive
PEDRO ROCA

23 abr PEDRO DALTON SOBRE ROCAMBOLE

“Para mi Rocambole es una mezcla perfecta de Goya y “Mejor no hablar de ciertas cosas” de SUMO”

A través de los años que llevo viviendo en la cultura del rock entiendo que rock es simplemente una manera de hacer las cosas.

A los 16 años cursé primer año de Ayudante de arquitecto en la UTU y me obsesioné con los dibujos de Gerald Scarfe en la película The Wall. Fue entonces que empecé a dibujar con tinta china en los bordes sobrantes de las láminas de dibujo técnico que hacía en el curso.

Escuchaba Los Estómagos todo el día y la tinta era tan negra como el dolor que me transmitían. Luego de hacer la tapa del primer vinilo “Tango que me hiciste mal…” ilustré cada una de las canciones que contenía el disco sólo por el placer de dibujar.
Y para mi eso era el arte en ese momento, un montón de líneas furiosas, un montón de manchas, pinceladas y dedazos que hacían correr la tinta china sobre el papel blanco escuchando mi música.
Luego me fui al taller de Clever Lara para mejorar el dibujo de anatomía humana y naturalista y me enamoré de los grabados de Rembrandt, la serie negra de Goya y la pintura de Velazquez mientras escuchaba Nick Cave, Einsturzende Neubauten y muchas bandas mas.

Cuando conocí Oktubre de Los Redondos me llamó la atención mucho mas que la música, el arte de tapa. Y así conocí a Rocambole. La música de Los Redondos me gustaba pero no me atrapaba, no me grababa los discos ni los compraba, pero si me encantaban las ilustraciones de las tapas. Recuerdo cuando desplegué “Un baión para el ojo idiota” en la casa de un amigo con el que hacíamos una revista subterránea, me fui de inmediato a la mía para ponerme a dibujar. Ese arte me daba tremendas ganas de dibujar, era un gran disparador para el mío.
Hoy siento que el arte de Rocambole tiene la potencia de hacer sólida la energía de la música que ilustró durante todos esos años, y luego viendo otros trabajos en internet y la variedad de técnicas que utiliza, no dejo de asombrarme de que puedo seguir esperando con tranquilidad una nueva sorpresa en cada nuevo emprendimiento que realice.
Para mi Rocambole es una mezcla perfecta de Goya y “Mejor no hablar de ciertas cosas” de SUMO.

PEDRO DALTON, Montevideo, Abril 2015